El auditorio central de la Universidad de Santiago (USACH) lleno hasta el tope de su capacidad fue la mejor demostración del interés que se genera en la industria por conocer la realidad del Net Billing, sus desafíos, proyecciones y, también, los requerimientos para hacerlo más atractivo para las personas.

Los expositores fueron Sebastián Arroyo, de la División de Energías Renovables del Ministerio de Energía; Rosa Serrano de Empresas Eléctricas A.G.; Andrés Bogolansky, de ACESOL; Héctor Chávez del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Santiago y Jorge Bobadilla de SolSur, quienes intentaron entregar en sus presentaciones la mayor cantidad de argumentos para potenciar el uso de la energía fotovoltaica y su inyección al sistema interconectado.

Pro y contras

El representante del ministerio de Energía, Sebastián Arroyo, se refirió a los pasos a realizar para poder inscribir un proyecto en el sistema de inyección y de las herramientas que ofrece la entidad en su página web como un mapa de radiación solar que permite saber la capacidad y ubicación óptima de los módulos.

Rosa Serrano se refirió a los múltiples desafíos que debe enfrentar la industria para poder estar al día con el compromiso de cubrir el 70% del consumo del país con el suministro de ERNC e hizo un llamado a hacer un cambio en la cultura de empresa que considere a la persona y no el medidor como cliente.

Acesol presentó en exclusiva los resultados de un estudio realizado por estudiantes de post grado de la Universidad de Michigan denominado Ross Map. Con ello la Asociación gremial que promueve el desarrollo solar busca que se consideren todas las externalidades positivas del uso de esta energía renovable, y que las políticas públicas la incentiven en mayor medida para contribuir a su masificación.

Jorge Bobadilla, de SolSur, explicó las ventajas y costos para el ciudadano común de sumarse al Net Billing: como positivo, habló del autoabastecimiento, reducción de los costos fijos de energía  y  posibilidades de inyectar  a la Red para su venta, aún  cuando los precios de  venta son menores a los precios de compra. Lo negativo es que el usuario debe hacer  los estudios de factibilidad  de su sistema, aumentando los costos.

Leave a Comment